Las siguientes historias mostradas a continuación son 100% reales, pero hasta ahora no han podido ser explicadas. Evita leerlas con las luces apagadas.

1.-En 1995, un hombre llamado Terry Cottle se suicidó de un disparo a la cabeza. Como él era donante de órganos, su corazón fue trasplantado a un hombre de 57 años llamado Sonny Graham. Pero cuando Sonny conoció a la esposa de Terry. Algo extraño comenzó a ocurrir.

080829-Suicide-Heart.grid-6x2

Sonny conoció a la esposa de Terry para agradecerle por el corazón, e instantáneamente se enamoró de ella. Ellos se casaron en el año 2004. Después de algunos años, su relación siguió un patrón similar al que tenía Terry con su esposa, hasta el punto en que Sonny también llegó a suicidarse de un disparo en la cabeza.


2.-En 1976, un hombre llamado Allen Showery asesinó a su compañera de trabajo Teresita Basa, apuñalándola y quemándola en un hospital donde ambos laboraban, en Chicago, Illinois. Hubo poca evidencia que vinculara a Showery con el asesinato. En realidad, la única evidencia que contaba la policía era de la única testigo – Teresita Basa.

desktop-1426258275

Un año después del asesinato, otra trabajadora del mismo hospital, Remy Chua, indicó que vio al fantasma de Basa en el recibidor del hospital. A partir de ahí, Chua comenzó a actuar extrañamente. Ella comenzó a cantar canciones que no sabía y deambulaba por los pasillos como si estuviera en trance. Una noche, ella se acercó a su familia y les habló con la voz de Teresa Basa, diciéndoles que Showery era su asesino. Efectivamente cuando la policía investigó la casa de Showery, encontraron muchas de las pertenecías de Basa, obligando a Showery a confesar su crimen. Hasta el día de hoy, nadie puede explicar cómo o por qué sucedió esto a Remy Chua.


3.-En 1973, un niño llamado Greg Garrett estaba jugando en su patio trasero en Enfield, Illinois, cuando fue atacado. Sin embargo, la agresión no fue realizado por una persona y la descripción del atacante no encaja con algún animal que se haya visto o escuchado antes.

enfield_horror_1

Así comenzó la leyenda de Horror de Enfield,  monstruo mítico de Illinois. Toda persona que fue testigo de la bestia,  describe lo mismo: tres patas, metro y medio de alto, brazos con garras que se curvan en la parte delantera del torso, y brillantes ojos rojos que se asoman en la oscuridad con un extraño resplandor.


4.- Nadie le creyó a Doris Bither.  Una madre de 4 niños, maltratada y abusada salvajemente por fuerzas invisibles y extremadamente violentas. Sin embargo, todo cambió cuando varios investigadores paranormales decidieron sentarse en una habitación para presenciar su lucha contra “las entidades” que ella indicaba que habían embrujado su casa.

Doris-Bither-y-el-arco-de-luz

Cuando Doris pidió a algunos investigadores paranormales la observaran, se mostraron escépticos al principio, pero finalmente lo aceptaron. Efectivamente, cuando Doris empezó a maldecir y gritar a los espíritus. Para sorpresa de muchos, unas extrañas luces comenzaron a manifestarse por la habitación. Una niebla verdosa empezó a formarse en una esquina, girando y creciendo. En cuestión de segundos la forma del torso superior de un hombre comenzó a ser visible entre la niebla. Muchos testigos afirmaron que era una entidad masculina, muy grande y musculoso pero sin rostro. Un investigador se desmayó después de ver el increíble fenómeno. Nadie sabe exactamente lo que pasó.


5.-Mientras vivía en Inglaterra, Carissa Glenn de 18 años de edad, empezó a experimentar una extraña presencia fantasmal en su departamento en Cornwall. Este presentimiento fue confirmado, cuando se enteró que el inquilino anterior se había suicidado en su habitación.

sleepwalkgirl-460_1054602c

Carissa tenía antecedentes de sonambulismo y problemas de sueño. Esto era problemático porque no dejaba de soñar ahorcándose desde que se mudó. Lamentablemente, después de una noche de beber, Carissa se acostó y nunca despertó. Ella fue encontrada colgando de las vigas con su bufanda.


6.-Una noche de los años 90, el periodista Brian Bethel estaba estacionado afuera de un cine, cuando de repente fue abordado por dos niños. Ellos tenían alrededor de 10 años de edad, pero de algún modo Bethel experimentó un miedo indescriptible, ante su presencia.

encuentros-ninos-ojos-negros

Los niños le dijeron que querían ver una película, pero habían olvidado su dinero en casa. Le preguntaron a Bethel, si podía acercarlos a su casa. A cada momento, la aprensión y el temor del periodista iban creciendo, y ante su negativo los niños se volvieron más insistentes respecto a que los dejase subir al auto. Para su sorpresa, Brian vio como comenzaba a ceder, y cuando estaba destrabando la puerta, noto los ojos de los niños, completamente negros. Al darse cuenta de esto, el periodista se apresuró a dar marcha atrás, y huyó en su auto. Al ver por su espejo retrovisor, los niños habían desaparecido. La mayor parte de los “encuentros” han ocurrido con personas que es encontraban solas. Después de lo sucedido, Bethel escribió acerca de su experiencia en un blog en línea y desde entonces, personas de todo el mundo han compartido sus experiencias con “Los Niños de ojos negros”.

¿Conoces alguna otra historia? No dudes en compartirla con nosotros. 


 

¿Te gustó lo que viste? 

No dejes de seguirnos en facebook-f-logo


 

Fuentes:voces, los archivos, usa, unsolved, telegraph, prairie.

Comentarios