Los gatos también las devuelven. Y como prueba tenemos a este gato que fue interrumpido de malas formas por su dueño de su placentero descanso en una silla. Quizá no fuese la intención del gato, pero el hombre pagó por lo que hizo.

 

https://www.youtube.com/watch?v=MU6EXmJqLOo

 


 

¿Te gustó lo que viste? 

facebook-f-logo

No dejes de seguirnos en Facebook. Dale click a “Me Gusta” y luego a “Recibir notificaciones”

notif 3


 

Fuente: PlaneCurio

Comentarios