Quién no ha soñado alguna vez con hacerse millonario de la noche a la mañana. Pues esto es lo que le ha ocurrido a Kieran Mckeefery, un joven inglés de 21 años.

 Un día se levantó y al revisar su estado de cuenta en el banco se llevó una gran sorpresa: tenía 1,250,000 euros.

Kieran llamó al banco e informó lo que le había ocurrido, ellos le dijeron que iban a revisar lo que estaba pasando.

 

millonario-700x329

Kieran McKeefery, de la localidad de Yorkshire del Sur, Inglaterra, al principio dijo que pensó en todas las posibilidades que tenía para gastar tanto dinero, pero su conciencia le hizo replantear mejor las cosas y decidió ponerse en contacto con el banco, quienes días después de forma electrónica removieron los millones que no eran de él.

Sin embargo, le dejaron 250 euros en su cuenta como recompensa por su gesto de honradez.


 

¿Te gustó lo que viste? 

facebook-f-logo

No dejes de seguirnos en Facebook. Dale click a “Me Gusta” y luego a “Recibir notificaciones”

notif 3


 

Fuente: Mirror

Comentarios