El dueño de un club nudista Alan Makovitz compró la casa de al lado de su ex-esposa, pero no precisamente para tenerla cerca, sino para construir una estatua del “dedo medio” apuntando hacia ella.

La estatua está hecha de bronce y mide unos 4 metros de alto, lo que tuvo un costo de $7000.

Alan indica que la construyó porque su ex lo engañó con otro hombre y es con ese hombre con el que actualmente está viviendo en esa casa.

Esta es la vista desde la casa de la ex:

ex1

La estatua incluso puede ser apreciada claramente durante la noche ya que cuenta con una apropiada iluminación:

ex2

 Via Telegrapah

Comentarios