El efecto McCollough fue descubierto por la psicólga americana Celeste McCollough en el año de 1965. Y aunque parezca una inofensiva ilusión óptica de las muchas que vemos hoy en día, esta imagen realmente podría afectar tu cerebro por varias horas, días, e incluso meses.

Para entender el efecto probemos con una ilusión algo ya conocida y que la puedes intentar sin ningún peligro. Esto es lo que debes hacer:

1. Mirar el centro de la siguiente imagen durante 10 a 15 segundos.

2. Mirar hacia alguna superficie plana y de color entero, una pared por ejemplo y parpadear rápidamente.

¿A quién ves?

1

Lo que ocurrió fue que las zonas claras se perciben oscuras y viceversa (como si vieras un negativo de la imagen) lo cual permite apreciar claramente el rostro de Jesús.

2

Esto no se debe confundir con el efecto que se consigue al mirar alguna luz fuerte, como cuando miraste sin querer al sol o alguna otra fuente de luz intensa… y se te quedaba impregnada por algún tiempo una mancha en el lugar donde estaba la luz.

sol

Esto no se trata precisamente del efecto MC Collough, ya que esto se trata más bien de un leve daño que ocurre a nivel ocular donde algunas células  del ojo encargadas de captar la luz quedan afectadas, pero se van normalizando luego de un rato si es que no fue mucho el tiempo de exposición, porque de haber sido demasiado tiempo el daño sí podría ser irreversible.

El efecto McCollough en cambio, no ocurre a nivel ocular, sino que ocurre a nivel cerebral. No está del todo claro por qué ocurre, pero una explicación que se da a este fenómeno es que al cerebro tiende a suprimir cualquier patrón que considera anormal, compensándolo con su opuesto para anularlo y así permitirte apreciar el entorno sin ese “error”, aplicando una especie de corrección de color, algo así como cuando te acostumbras a algún olor y dejas de percibirlo. Entonces no se trata realmente de lo que se ve, sino de cómo el cerebro lo está interpretando.

Lo peligroso de esto es que en pruebas realizadas el efecto puede durar, horas, e incluso se ha llegado a registrar un periodo de hasta 3 meses y medio por 15 minutos de exposición a estás imágenes. Lo cual puede tener un gran impacto en tu día a día.

¡Advertencia! Si te animas a hacer la prueba que sea sólo por unos pocos segundos.

Procedimiento

1. Observa brevemente la siguiente imagen que contiene lineas blancas y negras orientadas de manera horizontal y vertical.

a

2. Observa luego por unos segundos está otra imagen que contiene sólo líneas horizontales. Concéntrate en el centro (15 segundos está bien para un efecto leve), pero no mires ningún punto en especial, sino que trata de mirar el centro y luego un poco alrededor del centro.

b

3. Luego vuelve a mirar la imagen inicial. (Es exactamente la misma imagen del paso 1).

a

Notarás que el área con líneas horizontales dejaron de percibirse en blanco y negro. El color que se percibe es el opuesto al rojo.

4. Ahora probemos con esta imagen de líneas verticales. Has lo mismo que en el paso 2. ¿Ya puedes predecir que pasará?

c

5. Volviendo a la imagen inicial:

a

De igual manera, sólo que ahora el efecto ocurrió con las líneas verticales.

También puedes intercalar las imágenes verde y roja y si luego vuelves a mirar la imagen inicial terminarás viendo algo así:

final

Fuente Wiki


 

¿Te gustó lo que viste? 

No dejes de seguirnos en facebook-f-logo


 

Comentarios