Un joven español de 26 años, Adrián Hinojo, fue a visitar a su abuelo al hospital Gregorio Marañón en Madrid, debido a que estaba internado por un problema pulmonar. Una vez en el lugar, el nieto se dio cuenta que tenía poca batería en el celular y no tuvo mejor idea que desconectar el respirador artificial de su abuelo para cargar su teléfono móvil.

Según informó Diario Registrado, el joven había recibido la instrucción de su madre de informar sobre la recuperación de su abuelo, por lo cual debía mandar un mensaje en ese instante. Sin embargo, el joven notó que su celular estaba por apagarse debido a la poca batería, entonces decidió encontrar el enchufe más cercano que para su mala suerte estaba ocupado, pero esto no lo detuvo y desconectó todo para poder conectar su celular.

“Mi madre me pidió que le avise cómo estaba el abuelo nada más llegar al hospital, así que tenía que mandarle un WhatsApp y no tenía batería”, declaró el joven.

Minutos antes de mandar el mensaje, el joven le tomó una foto a su abuelo, la cual luego publicó en Instagram. “Lo hice para que todos vieran que se encontraba bien. Después de un rato noté que el color de su piel se transformaba en azul”, explicó Adrián.

Afortunadamente, el anciano pudo alcanzar el botón de ayuda para avisar a enfermería, quienes llegaron a tiempo para auxiliarlo.

Via CapPe


NO TE QUEDES CON LA INFORMACIÓN

¡COMPÁRTELA CON TU AMIGOS! facebook-f-logo

Comentarios