Con un valor temerario y con una cámara GoPro acoplada en su cabeza, James Kingston ha vuelto a desafiar a la gravedad y a los dispositivos de seguridad que rodean a este monumento las 24 horas del día consiguiendo escalar la Torre Eiffel con sus manos y piernas, sin ningún sistema de sujeción adicional.

james

Para inmortalizar su hazaña, el escalador grabó todo el trayecto de 20 metros de altura con una cámara GoPro que colocó en su cabeza.

eiffel

Tras acabar la escalada, se entregó sin oponer resistencia y, una vez en comisaría, fue puesto en libertad sin cargos bajo la promesa de que no volverá a intentar escalar este símbolo parisino en, al menos, tres años.


Vía: Youtube a3


NO TE QUEDES CON LA INFORMACIÓN

¡COMPÁRTELA CON TU AMIGOS! facebook-f-logo

Comentarios